Lo Miranda - Encanto y Tradición

Una llovizna desdibuja los contornos de una calle en los extramuros de Lo Miranda. Se oyen, aproximándose, ladridos de perros. De pronto, desde el fondo de la garúa, surgen, provocando enorme algarabía, una treintena de hombres y sus excitados caballos. El vapor que arrojan por bocas y narices se confunden con la niebla.

En plena tierra huasa, tal espectáculo no debería ser extraño. Pero sí: resulta sorprendente. Los hombres visten ropas grises, y llevan puestos largos chamantos de lana e insólitos bonetes maulinos. Quizás eso es lo extraño: aquel casi mítico sombrero puntiagudo sólo lo habíamos visto en algún cuadro de Rugendas, y mucho después que los folcloristas lo hubieran declarado en desuso y extinguido.

Imprevistamente, uno de los jinetes grita y el resto responde con un chivateo que hiela. Al galope tendido, el grupo desaparece, compacto, tras la última calle de Lo Miranda.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Johnathan (sábado, 21 julio 2012 13:45)

    Hi there! This post couldn�t be written much better! Reading through this article reminds me of my previous roommate! He always kept preaching about this. I most certainly will forward this post to him. Fairly certain he�ll have a good read. Thank you for sharing!

  • #2

    Victor Moraga (miércoles, 18 mayo 2016 23:54)

    Hola, me gustaría contactarme con la persona que administra esta página para poder consultarle sobre el origen de algunas fotos que aparecen al igual que el de textos como el que encabezan el inicio del portal.
    Saludos
    Muchas gracias

  • #3

    Administrador (jueves, 26 mayo 2016 02:41)

    Victor Moraga deja tu correo y responderemos a la brevedad